La Educacion y la Sociedad.

Articulo por Licenciada

Introducción

La sociedad educa, consciente o inconscientemente, tanto de una manera formal como informal, existen gran cantidad de sujetos e instituciones educadoras dentro de los grupos sociales.
Esta tendencia de la sociedad a preservar su cultura, a transmitir sus ideas y actitudes, ha existido desde siempre y en todos los países.
Es el proceso de “socialización” o “endoculturización” de sus miembros. La educación se configura como fenómeno social, tanto por su origen como por sus funciones, dado que se educa en la sociedad, por exigencia de la misma, con las limitaciones que ella misma impone y para su mejora y el progreso el ser humano siempre estará transformándose y así su medio en el que habita, pero debe humanizar su contexto.
Por ello la cultura es necesaria al hombre, y el hombre “hace” la cultura.
Ningún hombre ni mujer se desarrolla en soledad, sino en solidaridad. Necesita de los otros para madurar, para extraer lo mejor de sí mismo. A la vez que necesita también de los demás para aportar y dar lo mejor de sí mismo a los demás, colaborar en la evolución continua de la cultura y de la sociedad. Por ello definimos socialización como:
“Capacidad propia de todo ser humano, que debe desarrollar para que exista un aprendizaje y así lograr la perpetuación de la propia sociedad y de su cultura.”
En definitiva, en el medio se realiza la educación, del medio se toman argumentos educativos, el medio facilita los contenidos y del medio social surgen los grandes fines, objetivos y las formas de educar.
“Yo no puedo aprender sin ustedes, ustedes no pueden aprender por mi”
Henry Pestalozzi

La Educación como Fenómeno Social

Concepto de Educación.
La educación se concibe como un proceso de formación y desarrollo del sujeto con el fin de insertarse en una sociedad. El hombre es un ser social por naturaleza, se forma y se hace en la medida que es educado.
La educación tiene el objetivo de transformar al hombre creado por el medio en un ente social complejo, donde deberá adaptarse y convivir, (Cabrera Guerra, 2012).
Etimológicamente el término educación deriva del latín educare, formada por una palabra educere, que significa fuera y ducare que significa conducir. El significado entonces es “Conducir desde afuera”. (Diccionario Grecolatino, 2015).
La Clasificación Internacional Normalizada de la Educación CINE en 1997, define el término educación como todas las actividades voluntarias y sistemáticas destinadas a satisfacer necesidades de aprendizaje. (Cabrera Guerra, 2012).
Hanna Arendt (1993), expresa que la educación tiene como misión mediar entre el niño y el mundo, de manera de permitir que el primero se integre en el segundo de una manera más flexible e interesante. (Revista digital sociedad de la información No. 38).
La educación es un fenómeno social complejo por lo que Emile Durkheim se refiere a ella de la siguiente manera: “la educación común es función del estado social, pues cada sociedad busca realizar en sus integrantes, por vía de la educación, un ideal que le es propio”. La educación es un proceso individual, integral y social. Lo individual se refiere los procesos de reestructuración mental que es esencial a cada hombre. Es integral por que dicha reestructuración afecta al individuo como un todo, en todas sus dimensiones: psíquicas, biológicas y sociales. Es social por que se da en un plano inter-subjetivo. Si bien “nadie puede aprender por mí, yo no aprendo sin los otros”.
A medida que el sujeto interactúa con el contexto va cambiando sus estructuras mentales, las va complejizando, construyendo un conocimiento que le permite discernir entre lo que le conviene y lo que debe desechar. (Ugas, 1997).
Ningún individuo se desarrollará plenamente sin la pertinente interrelación con su entorno, siendo esa interacción individua – medio la que le convierte en un determinado tipo de persona que influye en el ambiente y a la vez es influido por él.
(Vigotsky, 1932).
La educación se configura como fenómeno social, tanto por su origen como por sus funciones, dado que se educa en la sociedad, por exigencia de la misma, con las características que ella impone y para su mejora y el progreso de la misma.
Dentro del proceso de convertirse en persona que lleva a cabo cada individuo, debemos considerar el proceso de socialización, eje esencial del desarrollo humano. Al hablar de socialización, nos referimos a la evolución madurativa necesaria en todo individuo, con el fin de dotarle de las actitudes, hábitos, ideas, conductas… requeridos para su buena integración y adaptación en la sociedad a la cual pertenece.
Por eso la socialización es un proceso de interacción entre la sociedad y el individuo, por el que se interiorizan las pautas, las costumbres y valores compartidos por la mayoría de los integrantes de la comunidad, se integra la persona en el grupo, se aprende a conducirse socialmente, se adapta el hombre a las instituciones, se abre a los demás, convive con ellos y recibe la influencia de la cultura, de modo que se afirma el desarrollo de la personalidad. (Fermoso, 1994) En los diversos contextos vemos la convivencia de las familias, con los amigos, en el trabajo, de lo que vemos y oímos en la televisión y radio, de lo que leemos, etc. estamos recibiendo constantemente influencias que están configurando todos nuestros aprendizajes a todos los niveles. La educación ya esté sistematizada o no, se produce siempre en contextos sociales tales como escuela, familia, amigos, asociaciones, etc., que a la vez son influidos por la cultura común de la sociedad en la que se inscriben.
Los seres humanos vivimos en un determinado medio, en un ambiente específico. Se trata del medio material, un ambiente natural, geográficamente identificable en el que se habita con todos los elementos físicos, biológicos, y socioculturales que componen el entorno, y que configuran los estímulos que cada individuo va a recibir a lo largo de su vida.

Relación educación – sociedad

La sociedad constituye el ambiente o medio social, marco o escenario en el que se desenvuelve la vida. El protagonismo de este ambiente social sobre la educación de los individuos es muy superior al del medio natural.
En definitiva, en el medio se realiza la educación, del medio se toman argumentos educativos, el medio facilita los contenidos y del medio social surgen los grandes fines, los objetivos y las formas de educar que diferencian claramente la educación de las sociedades primitivas de la que parten las comunidades industrializadas; la educación del medio rural y de la que genera en las grandes urbes. La interacción con el medio en todo ser humano está presente como base de su personalidad, una constitución biológica, expresión de su carga genética, que se verá mediatizada en su posterior desarrollo por las influencias que recibe del ambiente en el que está inmerso. La herencia se presenta, obviamente como el primer elemento configurador de la individualidad, pero resulta evidente que un hombre sujeto a la influencia de un determinado ambiente, conforma su personalidad de manera diferente a como lo haría otro hombre criado en un medio distinto, sea este social, (diferente familia, escuela, grupo, etc.) o cultural (distinta lengua, arte, ciencia, costumbres, etc.). Podemos afirmar que herencia y medio han de considerarse en interacción constante, complementándose lo innato con lo adquirido a lo largo de la existencia humana.
Cada grupo social dispone de su propia cultura que le hace ser peculiar y distinto a otros grupos, por el conjunto de comportamientos, actitudes y valores que conforman su modo de vida y su propia identidad.
Debemos precisar que entendemos por “cultura” todo aquel universo simbólico que el hombre ha elaborado y suma al mundo físico y natural. (Gervilla, 1993).
La cultura es aquello que el hombre produce en un momento histórico (tiempo y lugar), de modo intencional (sentido y orientación) y artificial (intervención). Esta cultura que representa el aspecto dinámico de la estructura social, se acepta, se comparte, se defiende y se transmite de unas generaciones a otras.
El carácter clasista e histórico de la educación
La educación en la sociedad primitiva. - En esta etapa tiene un desarrollo histórico – social, el trabajo y la actividad laboral fueron la expresión de las relaciones sociales, en la que la educación se realizaba en medio de la actividad laboral no existían escuelas ni docentes.
La actividad laboral del hombre primitivo estaba dirigida a la satisfacción de sus requerimientos naturales de subsistencia y el empleo de instrumentos rudimentarios de trabajo planteo la necesidad de llevar las experiencias sobre este a nuevas generaciones, sobre la base de la actividad práctica. La educación se convierte en una tarea inconsciente del trabajo; viven y laboran en colectividad. Las relaciones sociales son familiares y la división del trabajo y las funciones sociales están fundamentadas en principios biológicos, por tanto, la división del trabajo se realiza por género y edad.
El niño o la niña son educados e instruidos en el proceso de su propia actividad, mediante la participación en los asuntos de los mayores; la educación está bajo la dirección de los más viejos y se educa a los niños y jóvenes por separado, hombres y mujeres.
En el patriarcado aparece la ganadería y la agricultura, en esta experiencia laboral, la educación informal adquiere un carácter multifacético.
A finales de la comunidad primitiva, surgen las clases que dominan como son los sacerdotes, jefes y comienza la tendencia a separar la formación intelectual de las tareas que exigen esfuerzo físico. Los conocimientos incipientes se concentran en manos de las clases dominantes como un “privilegio”. El trabajo físico se convirtió a partir de este momento en una condición inherente a los que realizan trabajos manuales o denominados también explotados, sometidos, esclavizados.
Aparecen las primeras formas embrionarias de algunas ciencias como: Geometría, Aritmética, Medicina, se elaboran máquinas simples.
Todos estos descubrimientos se concentran en manos de grupos dominantes, quienes están envueltos en atmósferas de misticismo y de secreto a partir de ese instante se crean escuelas exclusivas para la formación de sacerdotes y cortesanos, la educación comienza a poseer un carácter de clase, carácter que le permite cubrir necesidades de dirección y dominio de quienes tienen el poder o del Estado o de la iglesia.
En China los niños privilegiados aprendían a leer y escribir, estudiaban filosofía y moral, por otra parte, los niños del pueblo, no recibían preparación alguna. Los padres les enseñaban los conocimientos y los hábitos relacionados con el trabajo y las normas de comportamiento (obediencia ciega a los dominantes).
En Grecia se consideraba a los esclavos como objetos (no sujetos) que hablan, estaban privados de todo derecho humano.
En Esparta la educación estaba en manos del Estado y tenía como objetivo hacer de los hijos de los guerreros, futuros esclavistas. Dice la historia que 9 mil familias mantenían en su poder a más de 250 mil esclavos, la agricultura era la base del trabajo de los esclavos.
En Atenas la educación en todos sus aspectos era accesible a los hijos de los esclavistas ricos, la aristocracia miraba con desdén a los que nacían libres y trabajaban; la población libre no podría estudiar en las escuelas, los padres les enseñaban el oficio de las artesanías.
En la Grecia Antigua, la educación según Platón, debía ser organizada por el estado y ésta debía estar en correspondencia a los intereses de los grupos dominantes: Filósofos y Guerreros. Para Aristóteles el estado debe preocuparse de que la educación fuese idéntica, para los hijos de los esclavistas, aquí no tomaba en cuenta a los esclavos ni hombres libres. …..
Continua en el siguiente número.

Elba

Licenciada en
Catedrático en la Universidad Ejecutiva del Estado de México